Jorge Quinteros


 2013 El "PATA" EN EL HOMENAJE A 10 AÑOS DEL ASCENSO

Jueves 28 de abril de 2005
Diario de Madryn
JORGE QUINTEROS
Balance positivo para uno de los “chicos” del club

Jorge Quinteros volvió a demostrar, más allá de lesiones, operación y otras yerbas, lo importante que sigue siendo para el equipo de Guillermo Brown. Esto se evidenció cuando la hinchada de la “Banda” confirmó su respeto y cariño hacia el jugador.
A la hora de analizar su trabajo, Quinteros destacó: “No me caben dudas de que ha sido positivo el balance porque jugué todas las instancias de clasificatoria y el hecho de haberlo logrado sirve para que sea la institución la que haya sido favorecida. A pesar de la lesión, todos son conscientes de lo que le aporté al equipo. La lesión no me dejó estar junto a los compañeros en juegos como Luján y Desamparados, pero metí muchos partidos adentro y los minutos necesarios, aún viniendo desde el banco”.

“Ya estoy en la historia del club”

Quinteros es consciente de que no es fácil poder mantenerse en una institución peleando una formación titular si se mira la cantidad de profesionales que ocuparon el cargo. “Considero que a todos les cumplí, ya que con la mayoría pude hacerlo desde la posición de jugador titular, un logro que ha coronado mi carrera como entrar en la historia cuando con Pity Murúa logramos el ascenso. La gran responsabilidad en mi corta carrera se hizo fuerte cuando vino Tempesta, que llegó con todo un currículum y jerarquía de conocer el tema; más aún si se tiene en cuenta que nunca negó que en su preferencia estaban los jugadores de afuera; sin embargo, solo sirvió para que esto me llegara como un gran desafío. Y el mismo se cumplió para mi bien”. Llegaron sus últimos partidos y con mucho orgullo puede decir que estaba entre los once titulares del equipo.

“Tempesta dejó cosas importantes”

A pesar del poco tiempo que estuvo el recordado técnico, Quinteros reconoció: “Era un tipo al que le gustaba mucho el trabajo y que todo lo hacía en forma muy frontal. Se pudo compartir una buena pretemporada y sólo algunas fechas del torneo al no ayudarlo los resultados; pero nadie puede laburar como él, con exceso de trabajo, que se asemejaba a lo que quería en su oportunidad Murúa. Además, sabía mucho sobre la categoría; tenía experiencia y para mí ha sido muy importante que me haya tenido en cuenta”.

“Liggerini tuvo otro estilo”

La ‘era’ Liggerini lo encontraría volviendo de la operación. Al respecto, Quinteros dijo: “Sabía que tenía que empezar todo de nuevo, demostrar lo que todos conocían y que supiera Liggerini que estaba a su total disposición. Si bien hubo algunas cuestiones personales, que entre los dos supimos resolver, terminé jugando entre los titulares. Terminó siendo un proceso muy fructífero tanto para mí como para mis compañeros y lo demuestran los resultados obtenidos”.

Conforme con la vida
Quinteros es consciente de que, a pesar de su juventud, ha tenido la suerte de sentirse respaldado por grandes jugadores a su lado y dentro de la cancha, como el caso de Oggioni, Giustozzi (del que guarda un buen recuerdo) como del propio Ceferino Díaz. “Siento que mi esfuerzo ha servido para quedarme con semejante logro; son méritos propios y que sirven a la hora de que un técnico te tenga en cuenta. Además, me sirve para mi vida personal, ya que soy consciente de que al jugador local no se lo valora en su real medida, más si llegan técnicos de afuera que desconocen por completo el esfuerzo que debe hacer los chicos de mi edad o los que comienzan a proyectarse desde abajo la menos para ser tenido en cuenta”.

“Me pareció de muy mal gusto”

Respecto a la eliminación ante Desamparados, Quinteros reconoció: “Me parece desagradable que algún medio haya disimulado nuestra eliminación ante Desamparados como un alivio para todos, al menos en lo económico. Me parece de muy bajo perfil porque no saben el esfuerzo que hemos realizado cada uno de los integrantes tanto del cuerpo técnico como todos los jugadores. Nadie se conformó nunca cuando fuimos segundos en la zona y menos que menos cuando, por propia responsabilidad, pasamos a jugar la Reválida. A esta parte de la competencia, el grupo íntegro la afrontó de la mejor manera, dejando todo dentro y fuera de un campo de juego. Queríamos seguir porque es nuestro trabajo, sin importarnos si había 3 o 10 viajes más, porque éramos nosotros quienes queríamos ascender deportivamente”.

“El hincha sabe que no es así”
Si bien no pudo estar frente a Desamparados, Quinteros advirtió: “La tristeza de todos los jugadores y de la propia hinchada manifiesta que es un disparate pensar que queríamos que se terminara. Fue una gran desilusión quedar de esta manera, y más conociendo el buen trabajo llevado a cabo por todos los jugadores y cuerpo técnico. Este proceso se terminó y es hora de comenzar todo de nuevo, más allá de que haya comentarios de que se pueden abrir otras puertas. Conmigo nadie ha conversado y sería bueno que tampoco lo hagan los dirigentes desde detrás de mí. La prioridad la tiene el club Guillermo Brown. He sabido ganarme un lugar para ser tenido en cuenta sin importarme quién será el nuevo técnico porque después dependerá de mí seguir demostrando todo lo realizado. Sería bueno confirmar que hay otras personas interesadas en mí porque sería revalidar lo bien que he intentado hacer las cosas”.

“La relación con los dirigentes es como todo trabajo normal”

Así contestó Quinteros cuando se le preguntó sobre la relación actual con los dirigentes. “Tengo la suerte de ser un tipo muy frontal a pesar de mi juventud y creo que la relación es igual a cualquier trabajo. Podés llevarte bien con algunos y mal con otros; con los propios compañeros podés tener afinidad o no. Como relación de vida, me enseñaron a decir las cosas de frente, para impedir cualquier tipo de problemas. Por ser como soy, he logrado que las cosas se hayan aclarado siempre de frente; no me gustan las conversaciones desde atrás”.

“Gracias al hincha de Brown”
Para el hincha de Brown, Quinteros sólo tiene palabras de agradecimiento por su colaboración dentro y fuera de un campo de juego. “Eso te ayuda a seguir con tus esfuerzos; te hace sentir grandes responsabilidades, que en definitiva me gusta asumirlas. Soy joven, pero la gente reconoce muchas cosas, como haber jugado todos los partidos de Argentino “B” y, como si fuera poco, haber sido integrante del ascenso y de la campaña histórica que acaba de finalizar”.

Radiografía de Jorge Quinteros
En la última temporada ingresó seis veces como titular y cuatro como suplente.
Es el duodécimo jugador que ha vestido la camiseta de Brown como titular en Argentino “A”.
Es el que más veces ingresó desde el banco tratando de dar soluciones a su equipo.
Se retiró ganancioso de un campo de juego en 27 oportunidades.
Ha sido dirigido técnicamente por Murúa, Tenaglia, Tempesta y Liggerini.
Es el octavo jugador en vestir más veces la casaca de Guillermo Brown en la general de los torneos argentinos “A” y “B”, sólo superado por Rodas, Ríos, Petronio, Mauricio Del Cero, Rosales, Castro y Samso.