DIEGO MINOR


Viernes 04 de abril de 2009

"Venimos regalando los primeros tiempos y no tenemos que regalar mas, hay que salir a apretar a Rivadavia, presionarlos en todo momento para tratar de sacar una ventaja. Hay que estar tranquilo y saber que el domingo, tenemos que estar con todas las luces porque sabemos que Rivadavia juegan bien y van a querer venir a ganar". Diego Minor charlo con Cristian Roldan por LU17.

Martes 17 de marzo de 2009
La Nueva Provincia
DIEGO MINOR, CON EL CORAZON PARTIDO
"Odio hacerle goles a Villa Mitre"
Más allá del triunfo, Diego Minor sintió un cosquilleo especial cuando llegó a zona de camarines tras el 3-1 final de su equipo, Brown de Puerto Madryn, sobre Villa Mitre.
Algo le decía que estaba en deuda con alguien. Y, en definitiva y según sus palabras, era consigo mismo.
Es que su corazón estaba dividido. Por segunda vez en su carrera, el "Flaco" enfrentó al equipo de toda su vida. Y, tal como si fuera una ironía del destino, volvió a clavarle un puñal a su tricolor querido.
Tras su conquista, juntó sus manos, miró a la tribuna oficial y pidió disculpas como si hubiera actuado de mala fe ante su gente. Cosas del fútbol. Y de un hijo prodigo del barrio, que ahora defiende otra camiseta...
--¿Lo tenés de hijo a Villa Mitre?
--Son cosas del fútbol. Demasiadas casualidades. De todas maneras, nos llevamos tres puntos fundamentales para seguir alimentando la posibilidad de clasificarnos a la próxima fase. Evidentemente, nos sorprendió el golazo del "Turco" (Claudio Apud), aunque ninguno de los dos equipos creó demasiadas situaciones en el primer tiempo.
"En el complemento aparecieron los espacios, Villa Mitre quedó mal parado atrás y apareció Darwin (Barreto). El técnico me metió para aguantar el partido y tuve la suerte de convertir. A ver: estoy contento por el triunfo, pero dolido por volver a anotarle un gol a Villa Mitre. Ya es la segunda vez en dos partidos. Que quede claro, odio hacerle goles a Villa Mitre".
--¿Apareció el mejor Brown en el complemento?
--La clave es que surgieron los espacios. En defensa, el trabajo se solidificó con el correr de los minutos. Me parece que este partido se empezó a ganar desde el aspecto táctico, jugando a espaldas del doble cinco y siendo sencillos en los metros finales.
--¿Cómo estás en Madryn?
--Bien, cómodo, agarrando ritmo. Es más, hoy (por el domingo) fue la primera vez que me tocó ir al banco. Venía siendo titular en todos los partidos. Pero es normal que el técnico pretenda rotar el equipo porque acá hay muchas individualidades. Y realmente tiene para elegir.
--¿Qué imagen te dejó este Villa Mitre?
--Bastante firme en defensa y seguro en el medio. Lógicamente, siempre estoy al tanto de todo. El equipo venía jugando con mucha solidez, pegando en los momentos justos y utilizando el remate de larga distancia como herramienta determinante. Tiene limitaciones, pero está claro que es superior a varios equipos de esta zona.
"Brown cuenta con delanteros que desequilibran en todo momento. Muchos equipos quisieran tener a Barreto, Zbrum (Matías), Giménez (Diego), Mauro Fernández o Robinson Torres. Por nombres, este equipo está un paso más arriba del resto. Esperemos ratificarlo en el juego de acá al final del campeonato".


Jueves 15 de enero de 2009
La Nueva Provincia
DIEGO MINOR, ESTA VEZ, EN LA VEREDA DE ENFRENTE
"Jamás imaginé jugar en contra de Villa Mitre"
"Todos los días apoyo la cabeza en la almohada y duermo tranquilo. Se me cruzan un montón de sensaciones. Voy a enfrentar al club de toda mi vida. Es algo raro", se sinceró el volante derecho.
Diego Minor tiene muchas ocurrencias, siempre le pone un toque de humor a cada entrevista y suele mantener su perfil de no utilizar el típico cassette porque dice lo que siente y muchas veces habla con el corazón.

Image and video hosting by TinyPic

El "Flaco" está transitando una semana inesperada, donde se mezclan nostalgias, recuerdos y algunos disgustos. Es que el rionegrino (bahiense por adopción) enfrentará por primera vez en su carrera a Villa Mitre. Su casa, su barrio, sus amigos y muchas cosas más.
Se abre el telón del segundo tramo del Argentino "A". Y Minor, hoy con la camiseta de Brown de Madryn, comenzará un nuevo recorrido en su carrera deportiva.
--¿Estás ansioso?
--Sí. Demasiado.
--¿Alguna cuenta pendiente?
--¡Las cosas que le voy a hacer al "Tata" (Martín) Poncetta! (risas).
--¿Por qué?
--Se viene la venganza. Ahora estoy del otro lado. Que se cuiden (risas)...
--Las cosas del fútbol. El primer rival de Brown de Madryn es Villa Mitre, ¿sensaciones, a pocas horas del debut?
--Se me cruzan un montón. Villa Mitre es el club de toda mi vida. Es algo raro, nunca me pasó algo igual en mi carrera. Estoy viviendo todo esto de manera muy especial. Dejé amigos, allegados y mucha nostalgia. Espero que la gente de Villa Mitre se acuerde de todo lo que le dí. No me fui del club porque tenía ganas. Estoy tranquilo con mi conciencia.
--¿Es la primera vez que enfrentás a Villa Mitre?
--(suspira). Sí, es algo rarísimo. Es la primera vez en 18 años. Enfrente estará el club de barrio, donde me inicié futbolísticamente y crecí junto a muchos amigos. Lógicamente, va a ser doloroso, pero soy profesional. Tengo que defender a muerte la camiseta de Brown.
--¿Te hubiera gustado seguir en Villa Mitre?
--Obviamente. Pero este tema me gustaría dejarlo de lado. En este momento estoy pensando en el partido del domingo. Mucha gente me aprecia, sabe la clase de persona que soy y no me gustaría hablar de algo que no se puede volver para atrás. Todos los días apoyo la cabeza en la almohada y duermo tranquilo.
--¿En algún momento pensaste en dejar el fútbol?
--Si no tenía ofertas, era una chance concreta. La verdad, no tenía nada claro en lo que venía en mi vida. Si la gente de Brown de Madryn no me llamaba, seguramente estaría en mi casa buscando trabajo para laburar de cualquier cosa.
"Hay cosas del fútbol que me cansan y, seguramente, a la larga me van a desgastar. Tengo 28 años y no quiero renegar todos los días de las mismas cosas. Insisto, tengo la conciencia tranquila. Y Villa Mitre está plagada de gente conocida que quiero muchísimo".
"Hoy por hoy, tengo una barbara relación con el presidente Daniel Rodríguez. Tampoco quiero decir que me fui de Villa Mitre por culpa de él. Lo importante es que éste es un partido importante para Brown, debemos sumar de a tres y yo debo disimular este momento de la mejor manera posible. Jamás me imaginé jugar en contra de Villa Mitre".
--¿Con qué club te encontraste?
--Organizado; serio. Todos los clubes tienen sus ventajas y desventajas. Tuve aceptación en el grupo, mis chistes dieron resultado (risas) y estoy cómodo. Me siento reconfortado como jugador.
--¿Tienen material para ascender?
--Tenemos personal para estar arriba. ¡Ojo! El panorama no es el mismo de temporadas pasadas. Antes se armaban planteles directamente para ascender. Ahora, la mayoría de los dirigentes tienen los pies sobre la tierra.
--¿Con qué Villa Mitre se van a encontrar?
--La salida de algunos jugadores no significa que enfrentemos a un equipo inferior. Villa Mitre tiene jugadores de nivel, con mucha ambición y ganas de dar el salto de calidad. Se van a plantar de igual a igual. El "Tato" (Juan Carlos Zapata) es astuto en estos quehaceres.
--¿Cuál es la filosofía de Luis Murúa?
--Es muy obsesivo tácticamente. Sus equipos suelen estar ordenados. El tema es encontrar un equilibrio en relación a los partidos de local y visitante. Salvo yo, el resto está bien físicamente (risas). No saben a quién trajeron... Evidentemente, desconocen mis antecedentes (risas).