Gustavo Liggerini


Jueves, 09 de junio de 2005
DIARIO DE MADRYN
LIGGERINI SE DESPIDIO DE PUERTO MADRYN

“Era consciente de que me iba a pasar todo esto”
Gustavo Liggerini se despidió el día sábado de lo que ha sido una etapa como director técnico; período realmente espléndido si se tiene en cuenta que llegó como asistente de Hugo Tenaglia (con él comenzará a trabajar en la misma función desde el lunes en Racing de Olavarría), y que a su vez tuvo que hacerse cargo en forma interina de un equipo que armó Darío Tempesta, del que dijo “es un gran profesional”.
Se va con el pergamino de dejar al club Guillermo Brown en la mejor campaña histórica futbolística de su historia y también clasificado en semifinales del Torneo de la Liga del Valle; en este caso, con la mayoría de los jugadores a quienes él mismo se encargó de darles oportunidades con miras a un futuro.
Con respecto a la despedida del día sábado, Liggerini acotó: “Me voy muy feliz por la actitud de todos los chicos, ya que antes del partido les comuniqué que recordaran el trabajo realizado en forma conjunta, desde diciembre de 2003, cuando arribé a esta ciudad. Gracias a Dios, muchos de estos chicos terminaron debutando en un torneo Argentino y serán quienes en definitiva podrán mantener bien alto el nombre del club Brown. Les pedí, como despedida, que jugaran al fútbol y que el mayor regalo que podía recibir al pisar la cancha de césped por última vez era dejarlos clasificados a una semifinal. Sólo lamento no poder terminar este torneo, que era nuestro mayor objetivo, junto a ‘Tato’ Río y David Grilli, ya que es un equipo con mucha calidad y en este caso no me refiero sólo a la primera división, sino también a inferiores. El trabajo se debe mucho al cuerpo de profesores que sigue trabajando en silencio y que, en forma conjunta, planificó un año para que ‘los chicos’ crecieran tanto en lo futbolístico como también en calidad de seres humanos”.

Buena relación con algunos dirigentes
Asimismo, manifestó: “El crecimiento de estos chicos dependerá mucho de la calidad de los dirigentes que estén al frente del club. Durante mi estadía he tenido muy buenas relaciones con algunos de ellos y malas con otros. Todo pasó por no coincidir en algunos pensamientos. Trato de rescatar lo positivo; a lo negativo lo llevaré conmigo porque hubo gente que no ha sido honesta con mi persona y con la propia institución. Esto me sirve en lo personal para crecer profesionalmente y recordar por siempre a aquellos que apoyaron el proceso, tanto cuando el equipo rendía bien o lo hacía mal por mis propios errores. A la gente que no fue honesta ya comencé a olvidarla y a estar lo más lejos posible”.

Entender el mensaje
Siempre se le reprochó a Liggerini no haber tenido la personalidad suficiente para hacer respetar su propia palabra, cuando jugadores del plantel profesional fueron descubiertos en Bahía Blanca cometiendo actos de inconducta. “Eso sucede cuando tus mayores te enseñan de ser buena persona. Fue una decisión tomada junto al cuerpo técnico; lamentamos esta falta de profesionalismo de algunos jugadores. Debido a la situación del equipo, tomamos la decisión de que estos jugadores siguieran formando parte del plantel, pero me sirvió de aprendizaje. Sé que esta demostración me jugó en contra porque se produjo un quiebre en el grupo humano. La mayoría entendió este método de trabajo. Aquellos que ya tienen vicios deberán demostrarles a quienes vengan que pueden lograr ser encauzados”.

“Estamos tranquilos de haber entregado todo”
Al preguntársele si se sentía traicionado, Liggerini reflexionó: “Con respecto a los jugadores, cada uno sabe qué hizo; sin olvidarse de que mucha gente observó el trabajo que hemos realizado. A uno le puede gustar o no, pero siempre apostamos a darle lo mejor a Brown. Esa gente en su conciencia sabe qué restó en lugar de sumar; logrando, a su manera, perjudicar el proyecto que uno tenía. Uno no puede sentir haber sido traicionado porque la mayoría de los jugadores entendió y cumplió nuestro método de trabajo, tanto en los entrenamientos como en los partidos o como filosofía de vida afuera de un campo de juego. Hemos sido respetados porque estuvimos al tanto de cada problema de todos los jugadores. Estamos totalmente tranquilos; desde el último colaborador hasta la totalidad del cuerpo técnico”.

Cómo llegó a Madryn

Liggerini reconoció: “Me costó mucho separarme de Tenaglia. Más allá del aliento del propio Hugo, sabíamos que el proyecto que queríamos llevar a cabo en las formativas, era muy bueno. A David Grilli hay que cuidarlo porque es un tipo honesto. Sobre la base de este concepto traté de trabajar lo mejor posible en las categorías de abajo porque, en definitiva, uno trabaja en lo que le gusta. Después llegó Tempesta, de quien sabía que era un profesional con buena organización de trabajo. Con él aprendí mucho”.

“Me he equivocado, pero busqué lo mejor”

“El caso de Tempesta y el mío se asemejan muchísimo. Algunos jugadores le fueron desagradecidos por haberlos traído a Puerto Madryn, ya que en lugar de formalizar el grupo humano, esos mismos jugadores se encargaban de charlar y hacer sociales con algunos de los dirigentes. Otro grupo de jugadores se encargaba de trabajar como debían haberlo todos, y cuando llegaba el fin de semana demostraban estar en mejores condiciones. Es como que fuimos traicionados de la misma manera. Uno tiene que verse a sí mismo, trabajar, llegar a su casa y mantenerse tranquilo por haber intentado llevar a cabo las mejores cosas. Esto no quiere decir que no me he equivocado y sé que lo hice muy seguido, porque soy un ser humano. El mejor técnico se equivoca; en mi caso, buscando la manera de que Brown estuviese bien y creciera para llegar a donde llegó. Fui consciente de que me iba a pasar lo que me pasó porque avalé en todo momento a aquel que estuvo trabajando a toda hora; el que tenía hambre de gloria y el que iba a dejar todo el día domingo”.

Gracias al hincha
“Al hincha de Guillermo Brown debo agradecerle infinitamente porque me trató muy bien en todo sentido. Tanto la hinchada que está cerca del club como aquella que se acercaba los días domingos. Ésta ha sido mi primera experiencia, con errores y aciertos, y para eso siempre me afirmé en el cuerpo técnico, en el utilero, en Grilli, en Río, en Rosales, que ha sido gente que siempre fue partícipe de éxitos y fracasos; aquellos que apoyan al club de verdad. Como aprendizaje, sólo me queda afirmar que el fútbol es maravilloso, que me encuentro en esta actividad desde los cinco años. Lamentablemente, está rodeado de gente que a veces no le hace nada bien. Quizás, sea ese el mejor aprendizaje: haber asimilado la lección para estar preparado para seguir en el mejor nivel”.

Gracias
Por último, Liggerini agradeció al equipo deportivo de este medio. “Han sido muy abiertos y sinceros conmigo y el cuerpo técnico. Estuvieron siempre apoyando a este proceso, en los momentos buenos o quizás en los peores; siempre dando prioridad a la objetividad como única y verdadera forma de trabajo”.

Publicado por chocoadaro


Viernes 29 de abril de 2006
Diario El Chubut
"Rescato más virtudes que errores"
Gustavo Liggerini estuvo al frente del equipo de Guillermo Brown durante 24 partidos en el torneo Argentino A, tiempo en el cual cosechó 13 victorias, 2 empates y 9 derrotas. Bajo su gestión la banda inició el record que marca 13 partidos sin conocer la derrota en el Raúl Conti y clasificó por primera vez al octogonal por el ascenso.
Gustavo Liggerini
Hizo debutar a cinco chicos del club: Walter Aciar, Ignacio Pereyra, Robinson Torres, Ulises Barroso y Ezequiel Gonzalez. Bajo el análisis de estos puntos el balance resultó positivo, aunque fue cuestionado en la última parte del torneo y ya se sabe que no seguirá dirigiendo al equipo en el próximo Argentino. Llegó a Puerto Madryn a principio del 2004 para trabajar como ayudante técnico de Hugo Tenaglia. Luego, tras el alejamiento de Dario Tempesta, en la sexta fecha del Apertura, aceptó la propuesta para dirigir el equipo hasta el final del Apertura. Los buenos resultados le dieron la chance para seguir un certamen más.
MANO A MANO EL CHUBUT:
Terminó el Argentino pero seguís trabajando con el equipo que afronta el torneo local
LIGGERINI:
Estamos trabajando con el equipo local y con las inferiores. Está el mismo cuerpo técnico es decir Silvio Rio, David Grilli, Mariano Re y "Chirola" Manccini. Es el mismo trabajo que estábamos haciendo el año pasado y que tenemos planificado hasta diciembre. Ahora, muchas más frío para hacer un análisis,
¿que errores cometiste?
Para mi fue una experiencia muy buena por ser la primera vez al frente de un equipo en el Argentino A. Rescato más virtudes que errores. Logramos lo que se planificó que era clasificar para el octogonal y poder introducir cuatro o cinco chicos de las inferiores en el equipo. Desde el punto de vista de las estadísticas la campaña fue muy buena. Como cuenta pendiente a cargo de este proceso, sin duda fueron los resultados como visitante. No logramos ganar afuera, no le encontramos las vuelta para solucionar ese problema. También cometimos un error en Bahía Blanca cuando surgió un problema con un par de jugadores, pero sirvió de experiencia y aprendí. Solo vas a dirigir el equipo local... Me gustaría tener una revancha. Hablé con los dirigentes y planificamos todo hasta diciembre con las inferiores y el equipo del torneo local, pero nunca hablamos del Argentino. Me han dicho que van a esperar un tiempo para hablar del Argentino, pero me encuentro con que la idea es buscar otro técnico de mayor experiencia y que Gabriel Nasta se está encargando del tema. Me gustaría tener otra oportunidad y si no es así igual estoy muy agradecido a los dirigentes.
Nasta, que hoy es manager de Brown, estuvo involucrado en aquel conflicto de Bahía Blanca. ¿Quedó fracturada esa relación después de ese episodio?
Hoy esta de dirigente y yo como entrenador. Lo voy a respetar y espero que él me respete a mí. Lo que paso en esa oportunidad fue un error profesional, ahora esta en un nuevo cargo y seguramente será una relación profesional con mucho respeto por ambas partes.
¿Te arrepentís de algunos sistemas tácticos que ensayaste durante el torneo?
De local el equipo fue agresivo y vertical. Que apostó y fue siempre al frente, quizás algunas veces corriendo riesgos en defensa, pero se expresó libremente y se sintió seguro. De visitante no llegó mi mensaje al jugador, tal vez me equivoqué en algunos partidos, pero también estoy seguro que busqué las estrategias y las variantes para defender el arco, que es la idea de visitante. Tuvimos fallas en el juego aéreo. Tuvimos falencias y me hago responsable en algunos errores.
Durante la era Liggerini jugaron los pibes y quedaron en el banco algunos pesos pesados. ¿Volverías a realizar la misma apuesta?
En Brown hay chicos muy interesante, hay jugadores que piden cancha y hay que apoyarlos. En uno o dos años hay chicos que van a dar mucho que hablar en esta institución. Sinceramente ponía al jugador que más entrenaba y a quien consideraba que podía rendir más para el equipo. En eso fui lo más honesto posible. Pero hay pibes con enorme futuro y le aportaban frescura y dinámica al equipo.
¿Tenés ofertas de otros equipos?
Estoy en Brown hasta diciembre, al menos eso hablé con los dirigentes. Si hay alguna oferta seguramente la escucharé, pero sinceramente no hay nada como se dijo que había un ofrecimiento de algunos equipos del Argentino.
¿Ahora vas por el torneo local?
La idea es ganar el torneo local, ya se sumaron Javier Rodas, Eric Toffaletti y Omar Rios, que serán los abanderados dentro de un equipo juvenil. Ellos me van a dar una mano grande dentro de la cancha, armamos un equipo competitivo y creo que estamos para pelear el título.


Miércoles 06 de abril
Gustavo Liggerini después de Lujan
Reportaje de Juan Mondragón para LU17

Cual es el balance luego de la derrota contra Lujan?
Lógicamente amargados por la derrota pero conformes porque pudimos hacer un buen partido y recuperar el volumen de fútbol que nos faltaba de visitante.
En donde te parece que fallaron?
Cometimos el pecado de sufrir dos contragolpes cuando teníamos a favor jugadas de pelota parada, así ellos consiguieron el segundo y tercer gol.
Resulta increíble que Lujan siendo local, haya ganado el partido por esa vía no?
Cuando iban 20 minutos del segundo tiempo y con el resultado uno a uno, hablamos con el profe ya que a mi me habían expulsado y tome la decisión de sacar a González para poner a Quinteros pues teníamos el partido bajo control, la intención, era cerrar el partido y apenas realizado el cambio, sufrimos el segundo gol. Fuimos a buscar el empate y nuevamente a partir de un tiro libre a nuestro favor, ellos sacan un pelotazo largo y logran el tercer tanto cuando transcurrían cuarenta y dos minutos. Hablar después del partido y con el resultado puesto, no solucionamos nada, quizás si nos metíamos todos atrás, hubiéramos llegado a los penales pero yo felicite a mis jugadores porque no se traicionaron y manejaron la pelota durante gran parte del partido. Así es el fútbol ganando o perdiendo, no tenemos que irnos a los extremos ahora seguir trabajando de igual forma, pensando en que este domingo tenemos una revancha.
Apenas llegan de Mendoza tras recorrer mas de tres mil kilómetros y nuevamente hay que viajar esta vez a San Juan que nos podes decir al respecto?
Sabíamos que este torneo es así, gracias a dios, no tenemos jugadores lesionados y tampoco expulsados a lo largo del torneo. Ahora seguiremos con lo planificado para esta semana, y tratando de recuperarnos en la parte anímica ya que no teníamos pensado tener que jugar la revalida. Ahora debemos mentalizarnos para jugar contra Desamparados en San Juan.
Tenes todos los jugadores a disposición?
Por suerte si, es un merito de los jugadores, el hecho de que no tengamos expulsados y en este momento ninguno llego a las cinco amarillas. Por eso, viendo los entrenamientos de la semana, podremos poner en cancha los que mejor estén para este domingo.
La revalida se juega con las mismas ganas?
Las ganas, son las mismas de siempre, uno cuando entra en este torneo, tiene el objetivo de poder clasificar y una vez logrado, la aspiración es llegar lo mas alto posible. Lamentablemente, quedamos afuera de la zona campeonato pero trataremos de conseguir el objetivo por la vía mas larga que es esta revalida.
Que sabes del próximo rival?
Ya tenemos un poco de información, gracias a Jorge Casaprima que los enfrento con Cipolletti. Es un equipo que del medio hacia arriba juega muy bien, tiene jugadores rápidos, un enganche goleador y dos muy buenos carrileros. Quizás las dificultades, las tengan en la zona defensiva. Tengo un video para ver y analizar el funcionamiento del equipo y tratar de planificar el partido tomando las mayores precauciones posibles.
Como sigue la semana de trabajo?
Mañana lo haremos en doble turno, por la mañana pesas con el profesor Grilli y por la tarde un poco de velocidad y fútbol, cosa que repetiremos el jueves por la mañana (de tarde juega la primera local) y el viernes un trabajo liviano para luego viajar.
Trataremos de hacer un buen papel en San Juan parea luego poder definirlo de local, ojala podamos seguir sumando kilómetros en esta campaña porque en definitiva este es nuestro trabajo y pretendemos cuidarlo.


Martes 29 de Marzo
Diario El Chubut
"Primero hay que ganar, después te das cuenta si la ventaja era suficiente o no"
El técnico de Brown, Gustavo Liggerini, dialogó con EL CHUBUT, luego de la victoria por 1 a 0 sobre Luján de Cuyo por el partido de ida correspondiente a la primera fase de la zona campeonato del Argentino A. Liggerini comentó que "el triunfo es muy importante teniendo en cuenta los problemas que tuvimos la semana pasada", luego admitió que "el apoyo de la gente fue importantísimo para el grupo ya que solo alentaron y no se pusieron impacientes, los jugadores gracias a eso se mantuvieron calmos y luego llegó la ventaja". El DT comentó que antes del partido habló con Marcelo Fuentes, técnico de Luján, y que éste le dijo que "no se preocupen, a la gente que trabaja con humildad y honestidad las cosas le salen bien tarde o temprano". Dice que los mendocinos tienen un equipo bien armado y firme y que son ordenados e inteligentes y con respecto a la ventaja de un gol admitió "primero hay que ganar, después te das cuenta si la ventaja era suficiente o no".
EL CHUBUT: ¿Cómo viste al grupo?
GUSTAVO LIGGERINI: Bien, la verdad que los vi bastante bien teniendo en cuenta la semana complicada que pasamos luego de la derrota con Villa Mitre de Bahía. Se habló mucho de esos temas con los jugadores y ellos demostraron que entendieron la situación, éste es el laburo nuestro, hay que ser inteligentes. Con respecto al partido el triunfo esta muy bien, creo que por ahí jugamos algo apresurados pero nosotros nos dimos cuenta que en un momento ellos estaban firmando el empate, justo en esos minutos en los que realizaron los cambios y me di cuenta que lo podíamos ganar.
¿Qué te parecio el equipo de Luján?
Es un equipo realmente muy bien armado, son ordenados, se muestran inteligentes en la cancha. De tres cuartos de cancha hacia adelante son muy rápidos, son peligrosísimos por abajo aunque no tengan gran juego aéreo.
¿Qué tiene el elenco mendocino a lo cual se le tenga que temer?
Como te decía antes ellos son muy ordenados en el campo de juego, cumplen a la perfección lo que les dice Marcelo Fuentes y no se salen del libreto. Cuando juguemos en Mendoza no hay que darle espacios a los que saben manejar la pelota, son peligrosos con el balón. Tenemos que tener una marca extrema sobre los delanteros y tratar manejar la pelota.
¿Es suficiente la ventaja para ir a Mendoza?
Primero hay que ganar, después se sabe si la ventaja era suficiente. Nosotros estuvimos todo el partido en busca de un gol más, creo que merecíamos ganar por un gol más de ventaja pero igualmente me parece que la victoria es muy meritoria. Jugamos muy bien los primeros 20 minutos del partido y después en el segundo tiempo empezamos a apretar en busca de la ventaja. Algunas veces íbamos al ataque armados y otras sin rumbo, un poco apresurados, pero los jugadores querían ganar como sea y esa actitud que mostraron en el campo es la que vale.
¿Qué opinás del apoyo que brindó la gente?
Fue excelente, además estuvo muy paciente y eso es lo que necesitábamos, que los jugadores no entren en la desesperación del público. Fueron a alentar y entendieron que el nivel del rival no era el mismo que los equipos de nuestra zona, se dieron cuenta que Luján tiene un plantel que es candidato al ascenso y por eso se mantuvieron calmos. Los dos equipos se estaban jugando la vida.
¿Hablaste con Marcelo Fuentes antes del partido?
Si, la verdad que quiero destacar la charla que tuvimos antes del partido. Es un caballero, él se enteró de todo lo que pasó en la semana entre el grupo, vino y nos dijo a mí y a Silvio Ríos (ayudante técnico de Liggerini) que a la gente que labura con honestidad y humildad como nosotros las cosas le salen bien tarde o temprano, es una persona excelente. Nos felicitó por el laburo que hicimos en el club y realmente me dejó asombrado su sinceridad. Además nos dijo que éramos dos personas muy responsables y que el camino para nosotros recién empieza.

Gustavo, ¿cómo sigue la semana de trabajo?
Mañana (por hoy) vamos a tener el día libre, por lo menos los jugadores que jugaron hoy (por ayer). El martes volvemos a las prácticas y vamos a entrenar en doble turno, a la mañana y a la tarde, el miércoles es casi seguro que también hagamos doble turno y el último entrenamiento será el jueves a la mañana ya que después del mediodía nos vamos a Mendoza para estar allá el viernes al mediodía.
 


Miercoles 09 de febrero
Diario El Chubut
GUSTAVO LIGGERINI, TECNICO DE BROWN
"Con Cipolletti fue un partido atípico"

El técnico de Brown, habló con EL CHUBUT, luego del partido contra Cipolletti. No descartó cambios para el próximo fin de semana, cuando la banda enfrente a Villa Mitre.
EL CHUBUT: ¿Arrancan una semana dificil?
LIGGERINI: Estamos dolidos y la gente puede sentir dolor por la derrota y algunos tendrán bronca, pero era un partido perdible, tal vez no de esta forma. Nosotros trabajamos para que Brown este lo mejor posible, hay que ser fuerte, no es fácil perder y afrontar la semana, pero el equipo venía bien, pese a estar diezmado, esto fue una baldazo de agua fria, hay que ser fuerte de mente para ganar el domingo y quedar cerca de la clasificación. Tuvimos una mala noche en las tres líneas y lo pagamos caro.

¿Qué explicación le encontras a la derrota? Perdimos en el medio campo, ni marcamos ni jugamos, Cipolletti contó con dos delanteros muy encendidos y técnicamente bien dotados, no lo pudimos frenar. Flotamos en las marcas, estuvimos muy desconcentrados. Fue un partido atípico, porque no existe una diferencia tan grande entre los dos equipos. Ahora hay que sumar de a tres puntos, hay cosas para corregir, pero vamos a seguir trabajando para poder ganar los partidos que nos quedan para clasificar. Ahora vienen dos partidos de local muy duros Vienen dos rivales muy complicados. Hay que meter en cancha lo mejor y hacer un buen partido, hay que ganar los dos partidos para quedar más tranquilos. Si se escapa algún punto, habrá que planificar para ganar de visitante.
¿Habrá cambios el próximo fin de semana?
Vamos a ver como trabajan los jugadores. Soy consciente que algunos jugadores no están en su plenitud, pero hay que tener paciencia. Ya puede volver Mauricio (Del Cero) y Barrionuevo, que son dos jugadores muy importantes. El jueves vamos a tener un panorama más claro para saber quienes van a jugar contra Villa Mitre.
Alecha todavía no encuentra su nivel, ¿qué le sucede?
Todavía no tiene el arco a su favor, hizo un gran desgaste, pero le falta lo que nosotros pretendemos de parte de él, es decir goles. Pero hay que tenerle paciencia, lamentablemente en Brown los nueve tienen problemas para adaptarse. Petronio sufrió cinco goles, pero salvó otros tantos.
¿Sigue de titular?
Los tres están muy parejos. Tenía dudas cuando inicié el campeonato. Elegí esta vez un arquero con experiencia que conocía la cancha. El debut no fue el mejor, porque sufrió cinco goles, pero soy consciente que hizo lo mejor. La idea es que siga como titular, salvo que pase algo extraño en la semana y no pueda entrenar normalmente.
¿Seguís con línea de tres?
Vamos a buscar lo mejor para el equipo. Hay que reforzar el medio, tenemos que recuperar más la pelota y jugar mejor. Brown perdió el buen juego que tenía en el medio, vamos a ver como llegamos. No descartó modificaciones. No hay muchas variantes para modificar el medio Podemos cambiar de posición a algunos jugadores, Quinteros tiene un problema en el cuadricep y hay que ver como llega, Aciar podrá volver la próxima semana, Toffaletti también puede jugar en el medio, vamos a ver. El domingo no se puede perder Seguro, la idea es sumar de a tres. Un punto también vale, pero venimos de una buena racha como local. Estamos en deuda como visitante, pero de local estamos bien.


Viernes 03 de diciembre
Diario de Madryn
Gustavo Abel Liggerini.
Desde el Diario de Madryn declaró en el mismo momento de asumir la dirección técnica que confiaba plenamente en el equipo, que solo había que tener paciencia, pero sobre todas las cosas, que todos los que vinculaban de una manera u otra al club Guillermo Brown, debía de alguna manera, recuperar el hambre de gloria que merecía la institución.
Pareciera que Liggerini va demostrando su capacidad y sobre todas las cosas, que sus dirigidos, (en forma principal los chicos del club), han entendido cual es el camino por el cual los quiere llevar.
Claro, que para eso, a ayudado mucho el buen momento de los jugadores de mayor experiencia, que a hecho de este Brown según el propio Liggerini, "ir encontrando su propio destino, por que con Cipolletti era un partido fundamental, estaba en juego nuestro orgullo y el buen momento que venimos pasando, por eso cuando nos pusimos dos a cero, buscamos mantener la ofensiva, ingresando Robinson Torres. Teníamos que tratar de sacar la mejor diferencia y buscar de "demoler" al rival en vista a los noventa minutos que todavía quedan, ya que veíamos que dentro del campo no tenían respuestas; apostamos al ingreso de jugadores rápidos, por que sin dudas nuestro trabajo físico así lo permitía".

"Lo jugamos con mucha intensidad"

Liggerino analizó que " a este partido lo vivimos a full, era un partido que teníamos pendiente hace mucho tiempo, Gracias a Dios hoy se dio, y todo se debe al esfuerzo de los jugadores, ya que venían de un partido muy duro ante Juventud Unida y en 72 horas nos tocó afrontar otro compromiso ante nuestra gente, obligados a demostrar que lo del domingo no había sido una casualidad. Este es un clásico de la Patagonia y uno lo debe jugar como tal a pesar de que todavía quedan durísimos noventa minutos de juego.

"Estamos buscando madurez".

Liggerini reconoció que "más allá de que esto se denomina como Revalida, no se puede disimular el cambio generalizado en todos los que componemos el club Guillermo Brown, y eso se nota desde el que trabaja en silencio hasta el hincha más acérrimo. Esto que estamos viendo es muy bueno para tratar de borrar los malos momentos que hemos sufrido y que no se merecían ninguno de los hinchas, dirigentes o jugadores, esto se ha revertido y ya estamos por un buen camino para seguir sumando, este equipo va a seguir creciendo, va a encontrar su grado de madurez y de esta manera llegar lo más alto posible".

"Ese hambre de gloria"

Reconoció que "no me quedan dudas de aquellas palabras que recogió el Diario de Madryn, de que teníamos que recuperar el hambre de gloria, creo que lo más importante es que los propios jugadores lo han entendido de la mejor manera, están trabajando con otra predisposición y eso se demuestra en el trabajo futbolístico. Como si fuera poco, también se nos empieza abrir el arco rival que es lo que tanto hemos deseado y eso sirve para demostrar que buscamos encontrar que este equipo tenga carácter, tanto jugando de local como de visita. Este cambio de espíritu es pura y exclusiva responsabilidad de los propios muchachos, han tenido paciencia para esperar que pase el mal momento, han creído en ellos mismos, que en definitiva era el anhelo de todo el cuerpo técnico".

"Tenemos que disfrutar este momento"
"El trabajo no pasa en ser querible o no, creíble o no, simplemente trato de hacer el mejor trabajo para devolver de esta manera la confianza que se ha depositado en mi persona. En la semana se trabaja muy duro junto a Grilli, los jugadores se sacrifican y esperan el domingo para demostrar que lo pueden hacer más que bien cada una de las instrucciones que uno le pueda dar. Han recuperado la confianza y esto te permite seguir mirando adelante. Se ha hablado mucho de mi apuesta en los chicos del club, pero no podría llevarse a cabo si no hubiese aparecido en este momento la jerarquía y experiencia de jugadores como Franco, Giamarchi, Díaz, Mauricio, Marangoni entre otros o el propio Barrionuevo que ganábamos por cuatro a cero y seguía corriendo a todas. Siento que hemos recuperado el nivel de varios jugadores, principalmente la defensa que se demuestra atenta en cada jugada.
En Río Negro tomaremos decisiones en las últimas horas antes del viaje, por que ha sido una semana muy dura en todos los conceptos, tenemos que bajar un poquito los decibeles, poder y saber disfrutar este buen momento y recién planificar lo que se viene"

"Estoy dirigiendo muy tranquilo"
Reconoció que "siento y demuestro que estoy dirigiendo tranquilo, que no quiere decir que este distendido, uno ve que el equipo funciona y que se siente convencido de lo que hace, eso te permite trabajar confiado, uno ve los primeros frutos de una campaña que ha sido dura y que no tendrá descanso alguno. Si bien muchos miraban el año entrante mucho más rápido de lo debido, nosotros debemos demostrar que si vinimos a este club es para trabajar y de la mejor manera, por que lo digo y lo repito que no siempre te podes encontrar con esta prolijidad en la cual estoy totalmente decidido a no desaprovecharla en absoluto, estoy apostando a equivocarme lo menos posible y para darle lo mejor no solo al club sino a mi persona por que me sirve para madura y crecer profesionalmente

"Gracias a la hinchada"
Recuerda que "una vez la hinchada no se quería ir del estadio por la bronca con razón que sentía y hoy, no se quiere ir por la alegría que sienten, creo que fui claro cuando les pedía desde el Diario de Madryn que nos tuviera paciencia porque que a los jugadores les tenía que llegar su buen momento. Es su fuente de trabajo y para eso cobran, que mejor interesados que ellos mismos en que las cosas le salgan muy bien, por eso les sigo pidiendo que nos sigan acompañando, tenemos una hermosa sensación de que la historia comienza a revertirse para el bien de todos, ahora como nunca, vamos por la buena senda"


Miercoles 17 de Noviembre
Diario de Madryn
GUSTAVO ABEL LIGGERINI

“Deberemos recuperar el hambre de gloria”
Aquel 26 de diciembre del año pasado, cuando este joven deportista nacido en la ciudad de Tandil pisaba suelo madrynense, estaban muy lejos de sus pretensiones, como de sus ilusiones, de que la dirigencia del Club Guillermo Brown le propusiera algún día en forma oficial, la conducción técnica de su primer equipo en el Torneo Argentino “A”.
Si bien Liggerini tenía cierta experiencia al haber dirigido a Deportivo Santamarina de su ciudad (el de los colores “aurinegros”), llegó a Madryn con la función de apoyar a su amigo Hugo Tenaglia y posteriormente a Darío Tempesta, trabajando en forma fundamental con el equipo de “entrecasa”, función que se fue acrecentando a través del paso del tiempo.
Liggerini, al dialogar con este medio, manifestó: “Nunca me imaginé que iba a vivir este momento, pero sí que estaría dando todo de mí con el entusiasmo de entregar lo que he aprendido. Hoy se me abre esta oportunidad, que no la voy a desaprovechar, y para eso, tendré que equivocarme lo menos posible; seguir procurando lo mejor en beneficio de la institución como del primer equipo”.

Cumplimos el trabajo
Consideró que después del paso de Tenaglia y Tempesta, “las puertas se abren porque sobre todas las cosas, al igual que al profesor David Grilli, hemos hecho un trabajo que se ha ido reflejando a lo largo de toda una semana. En nuestro caso, siempre hemos buscado que se lleve a cabo lo planificado, donde en cierta medida se ha cumplido no sólo en estas tres fechas que he dirigido en el Torneo Argentino, sino el trabajo de primera y quinta división, función que sólo nos ha llevado trabajo y las ansias de hacer lo conveniente, para que el jugador que actúa el fin de semana lo haga de la mejor manera. Hemos realizado un trabajo serio, sobre todo con mucho empeño, que es lo que nos permitirá el tratar de corregir, ya con vistas a lo que vendrá en la próxima temporada”.

Aprendiendo

Liggerini manifestó: “No es fácil mantenerte al margen cuando hay técnicos de la capacidad de Tenaglia o Tempesta, más allá que todos mis esfuerzos fueron dados al equipo auxiliar. En el caso de Tenaglia, teníamos un tipo diferente de relación por nuestra amistad y haber trabajado en forma conjunta. A Tempesta lo conocí ahora, me ha servido haber aprendido de los dos, y es eso lo que uno querrá llevar a cabo en este tipo de competencia, donde con el último de los nombrados conocí mucho en lo táctico, ya que es un gran trabajador”.

Vinieron muchos
Destacó: “A mi gusto, se trajeron muchos jugadores, lo que hizo un plantel demasiado largo, tapando incluso las funciones que pueden hacer un chico que proviene de las inferiores. Con el trato diario, me daba cuenta de que muchos de ellos estaban en la mismas condiciones que cualquier otro jugador para defender la camiseta titular. Hoy hay chances de jugar porque el mismo andar del equipo, que les ha permitido tener sus propias posibilidades, además los resultados obtenidos, me demuestra que no estaba muy lejos de la verdad, porque la mayoría de estos chicos no sólo debería integrar una lista de buena fe de treinta y cinco jugadores, sino también la de los once titulares”.

Decidir
Estos momentos de alegría de Liggerini por la confianza que le ha brindado la Comisión Directiva de Guillermo Brown se empañan al tener que decidir en las próximas horas quiénes seguirán en el proceso o quién buscará otra institución. “Aquí no hay que olvidarse de que hay jugadores situados en distintos campos, porque están los de mayor renombre como aquellos que le han brindado mucho a esta institución. Para eso, hay que analizar punto por punto porque el mes de enero llega muy pronto y arrancará otro torneo. Lo antes posible hay que comenzar a concentrarnos en el mismo. Todos saben que tenemos las chances de reforzar tres puestos de trabajo, será fundamental la buena elección. El tema principal está centrado por el lado izquierdo porque, exceptuando a Ríos y Rodas, en forma llamativa no hay jugadores zurdos; tampoco nadie puede negar la falta de gol”.

Ganas de ganar

Reconoció que “lo ideal y lo que pueda consensuar con los dirigentes es que en este tipo de torneos se necesitan jugadores con hambre de gloria, que conozcan lo duro de este tipo de torneo, jugadores que pueden ser de la zona. Buscamos un tipo de jugador que tenga ganas de jugar en Puerto Madryn, ya que el sur no es para cualquier persona. No es venir solo o con una familia a cuesta, arreglar económicamente, si es que después no ponés lo mejor de cada uno en la función laboral; por eso será muy importante la faz humana para que después se dé paso al deportista”.

El mismo profe
Destacó que “en cuanto al cuerpo técnico, seguirá el profesor Grilli, que ya arregló su situación laboral en las últimas horas. El ayudante de campo debe ser mi hombre de confianza (Marcelo Correntes o “Tato” Ríos), ex jugadores que trabajaron en el club Deportivo Santamarina de Tandil, que ya están apalabrados y deberán decidir quién preparará las valijas hacia el sur, porque los necesito en forma rápida para que se asocien al trabajo”.

Hablar con todos
A Liggerini le espera una semana ardua. “Deberé conversar con cada uno de los que hoy son compañeros de trabajo, tanto como los que seguirán con el plantel como con aquellos que deben emigrar. Ellos serán los primeros en conocer mis ideas, para que por su cuenta comiencen a buscar un nuevo club. Sé que es muy duro tomar decisiones de este tamaño, pero el nuevo proceso no tiene tiempo que perder. Tampoco me gustaría que los jugadores se queden sin posibilidades de reubicarse en otra institución. Quedan, para todos, 45 días para meternos de lleno a la nueva etapa de nuestras vidas”.

Un grupo de trabajo
Finalmente, agradeció a todos los que han confiado en su persona. “Estoy con la tensión normal de estos casos. Cada partido lo vivo de una manera muy especial, pero sabemos que junto al profesor Grilli nuestro trabajo es serio y realizado de la mejor manera. Aquí serán los jugadores los que deberán entender el mensaje de que nosotros, en definitiva, estamos para que todos seamos un grupo de trabajo, siendo leales dentro y fuera de una cancha de fútbol, para que las cosas salgan por sí solas. En este proceso, todos los jugadores son importantes, todos tienen que estar preparados porque, desde el número uno al veinticinco, deberán en cualquier momento entrar a defender la camiseta. Cada partido es distinto y yo utilizaré al jugador que necesite en el momento preciso para el bienestar del grupo y de la institución. En este momento, el equipo se ha hecho más amigo de la pelota, ha levantado jugadores, como en el caso de Marangoni y Giamarchi, el vuelco en positivo de Rodas, una defensa que ha comenzado a mostrar cierta regularidad, Quinteros, que se viene recuperando de una lesión. A González, que considero que es un as de espada, le falta fútbol, pero va a dar mucho que hablar. En tanto, los delanteros realizan un buen trabajo, sólo falta que llegue de una vez por todas el ansiado gol”.

Tenían esperanzas
En cuanto a una hinchada a la cual consideró que “está dolorida”, dijo: “Ellos tenían muchas esperanzas, pero deben entender que nosotros trabajamos de esto; por lo tanto no podemos ser necios y apostar a menos. En esto involucro a cuerpo técnico y a los jugadores mismos, porque dejamos todo para cuidar nuestro propio sueldo. Lamentablemente, las cosas no han salido, deben tener paciencia porque todos estamos tratando de dejar lo mejor, intentar en esta reválida llegar lo más alto posible y luego apostar al futuro, donde todos los que estamos dentro del Club Guillermo Brown queremos llevarlo a la segunda división del fútbol nacional”.


Jueves 22 de Abril
Diario de Madryn

GUSTAVO LIGGERINI
“Voy a entregar mi mejor trabajo”

El profesor Gustavo Liggerini es uno de los que terminó gozando del prestigio de ser uno de los que transitarán esta nueva etapa de Guillermo Brown. Quien fuera el asistente técnico de Hugo Tenaglia en el último Torneo Argentino “A”, tendrá a su cargo el compromiso de dirigir al equipo local, aunque tiene la esperanza que su experiencia sea aprovechada por quien asuma como el director técnico en el próximo Argentino “A”.
Liggerini, que viene de obtener experiencias en su ciudad, Tandil, además del meritorio trabajo realizado al lado de Tenaglia, manifestó: “Es un placer trabajar para esta institución y todo ésto se lo debo a Hugo Tenaglia, que fue quien me trajo a esta ciudad y a la hora de la despedida, me pidió que siguiera mi propio camino. Esto lo conversé con los dirigentes quienes me han brindado una confianza que la quiero aprovechar al máximo. La misma es porque éste es mi trabajo y encima tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta, que muchas veces no se puede y más, si se trata de una institución como la de Guillermo Brown, que apuesta a cosas muy interesantes, lo que le abre un futuro promisorio”.
Trabajar de la mejor manera
Liggerini, considera que el certificado de confianza se le ha extendido, “porque uno viene a trabajar y a hacerlo de la mejor manera. En mi caso, no puedo fallar porque sólo hay intenciones de realizar lo mejor para todo el grupo y para eso está el trabajo semanal. Me han visto trabajar durante la semana con la actitud y el comportamiento del cuerpo técnico y jugadores que entregan todo. Eso ha logrado este certificado, ojalá que esto siga de la manera deseada, para poder estar por mucho tiempo más en Puerto Madryn y no hasta el mes de noviembre que finaliza mi contrato”.
Un torneo cada vez más competitivo
“Esta experiencia que he vivido en Madryn dentro de un torneo argentino, demuestra que es un torneo que cada día es más duro, donde la gente aún no recapacita con la clase de equipos que se ha enfrentado la institución, como Douglas Haig, Villa Mitre Aldosivi o el propio Cipolletti que tiene dos décadas de lucha permanente. Considero que Guillermo Brown comenzará a amoldarse a este tipo de torneo poco a poco. En este caso serán tanto los dirigentes como el hincha, que en definitiva, no debe haber más hincha que el propio dirigente. Hay que tener mucha paciencia con los jugadores que vengan de abajo y con las empresas que apoyan el proyecto, se puede ir por el mejor camino”, reflexionó.
El primer clásico
Por primera vez vivirá un enfrentamiento entre Deportivo Madryn y Guillermo Brown y, como si fuera poco, como real protagonista, “lo he vivido con muchas expectativas, en mi caso particular, seguimos con nuestro objetivo: que los chicos nuestros sumen minutos de campo, que se hagan junto a la compañía de dos o tres jugadores de nivel nacional para que adquieran experiencia en forma conjunta y que se pueda crecer deportivamente y humanamente. Tenemos un equipo muy competitivo, tanto en primera división como en quinta y vamos a apostar a lo más alto posible. En cuanto al Deportivo Madryn, uno se imagina que tiene como objetivo el Torneo Argentino y que en el día de hoy, presentará un plantel de emergencia, pero que bajo ningún punto de vista nos brinda un espacio, porque como institución lo encarará con mucha seriedad”.
La primera oficial
Será su primer formación titular como director técnico de Brown y para eso designó a Juan Petronio en el arco, Eric Toffaletti, Gabriel Nasta, Omar Ríos y Claudio Martínez; Walter Aciar, Jorge Quinteros, Bruno Coppa y Robinson Torres, y adelante Bruno Oviedo y Diego Giménez, acompañándolos en el banco con Pereyra, Cuis Táccari, Price, Zárate y Gelpi.
“A la hora de lamentar ausencias, nos quedamos con las ganas de tener a Mauricio del Cero y Alberto Barrionuevo, de quienes todavía no llegaron sus pases”.