JULIO CESAR CHIARINI


Martes 12 de junio de 2007
Diario El Chubut
"Quiero que el equipo gane y en lo posible sacar una pelota linda"
Diego Luque llegó a la quinta tarjeta amarilla y se pierde un partido, por eso, Julio César Chiarini será el arquero titular de Brown en la primera final por el ascenso al Nacional B. El cordobés desborda confianza y contagia con su optimismo.
Chiarini desborda confianza, en el equipo y en sí mismo. Dice que "me da prestigio ser suplente de Luque".
EL CHUBUT:
Imagino que estás muy feliz porque te toca la chance de jugar un partido tan importante como será la final por el ascenso
CHIARINI:
Uno sueña con este tipo de partidos, pero lo veía muy lejano, porque era difícil que a Diego (Luque) le sacaran una tarjeta amarilla, era casi imposible. Ahora espero aprovechar mi oportunidad, estoy muy tranquilo y además estoy atravesando un gran momento en lo anímico y en lo físico, confío en que todo va a salir muy bien.
Es difícil el puesto del arquero, porque si el titular anda bien, el suplente no tiene chances de mostrarse nunca...
Si, yo veía que era difícil jugar porque Diego esta en su mejor momento, pero ser suplente de Luque me da prestigio. Estar en un equipo que salió campeón, donde el arquero fue figura, le da prestigio al arquero suplente. Yo disfruto mucho este momento, porque sé que tarde o temprano voy a tener mi oportunidad de jugar, sea en Brown o en otro equipo, pero la verdad es que acá estoy muy bien.
¿Estás ansioso para que llegue el día del partido por la final?
Estoy tranquilo, debe ser porque todavía falta bastante para el día del partido. La ansiedad pasa por saber como va a terminar todo, ver si uno puede ser figura, se cruzan muchas cosas por la cabeza. A mi me gustaría sacar un par de pelotas importantes, es mentira eso de que no queres que tiren al arco, uno siempre se quiere mostrar. Yo quiero que el equipo gane y en lo posible sacar una pelota linda.
Ya tenés un par de partidos en Brown, seis para ser exactos, es decir experiencia no te falta...
Si, jugué varios partidos, la primera vez que me toco jugar 3 partidos seguidos, conseguimos 2 triunfos afuera y yo interiormente quedé muy conforme conmigo. Después me tocó jugar el partido en Pergamino, donde perdimos y se fue Omar Jorge. Por ahí quiero una revancha porque esa tarde me comí 4 goles. Ese domingo tuvimos un tarde mala, son esos días que tocan cada tanto y justo ese día me toco atajar a mi.
¿Te genera presión ese antecedente?
No, porque anteriormente me tocó atajar y lo hice bien. La presión pasa por saber que tengo que estar bien para que mis compañeros tengan confianza.
¿Quieren jugar sí o sí con Desamparados, prefieren a Independiente o les da lo mismo?
Nos da lo mismo, lo venimos hablando seguido con los chicos, pero nos da lo mismo cualquier rival.
En los últimos meses no televisaron ningún partido de Independiente ni de Desamparados, es decir se conoce poco del rival.
Es cierto, no lo vimos jugar. Fijate que a nosotros nos vieron en los últimos 6 partidos, ya todos saben como jugamos, pero no importa, ese no es un problema.
Están confiados, en el buen sentido de la palabra digo esto, se percibe que desbordan confianza...
Si, cuando pasamos a Atlético Tucumán, ganamos mucha confianza, sabíamos que se podía dar, después de pasar a un grande como ese, nos brindó mucha confianza a todo el equipo.
¿Creen que el ascenso no se les escapa?
Yo siento eso, aunque los partidos hay que jugarlos, pero estamos muy bien de la cabeza y eso es fundamental
Saben que hay 2 chances, la final y después una eventual reválida...
Pero no pensamos en una segunda oportunidad. Confiamos en que no se nos puede escapar ahora, porque estamos jugando muy bien, por ahora solo pensamos en una posibilidad, ascender contra Desamparados.
Se los nota muy unidos, ¿Cómo es el grupo?
Este grupo tiene jugadores de mucha experiencia, que saben mucho de fútbol y que tuvieron roce con jugadores de nivel. El vestuario es muy unido, no hay diferencias entre los grandes y los chicos. Eso nos hace muy bien y nos unió mucho.
¿La unión nació después de la crisis, cuando el equipo había quedado último?
Nos hizo muy fuerte vivir esa crisis, nos unió más, no todos somos amigos, pero a nivel compañeros estamos muy unidos. Es como decís vos, la crisis nos ayudó mucho. Pasa siempre, cuando el grupo es fuerte, escriben grandes historias Si, este equipo ya hizo historia, es muy difícil que bajen a este grupo, fijate, por ejemplo, el día que nos echaron a Levato, el grupo salió adelante, eso marca lo fuerte que estamos...
El domingo que les toque jugar como local, ¿la cancha queda chica?
Va a estar igual que cuando jugamos con Boca, ojalá quede chica, ese día voy a estar en el banco porque vuelve Luque, pero lo voy a vivir de la mejor manera.
¿A esta altura tiene algún valor definir de local?
Es lindo porque si ganas festejas con tu gente, pero no tiene ninguna diferencia, será lindo para la gente que no pueda viajar.


Viernes 08 de junio de 2007
Diario Jornada
El reemplazante de Luque se tiene fe
Julio César Chiarini estará en el arco de Brown contra Desamparados.
Es harto probable que ni "Trulalá", ni "La Fiesta", ni siquiera el eterno "Mona" Giménez, estén pensando una versión cordobesa de Pink Floyd. Sin embargo, por estos lares, hay un mediterráneo, de Oliva, culea’o, que debe tener ansias de hacer el cover más famoso: another brick in the wall, versión criolla.
El destino, envuelto en una tarjeta amarilla, le deparó una final en su camino. "Estoy muy tranquilo, seguro de lo que puedo ofrecerle al equipo en este momento tan especial", dice Chiarini, ex arquero de Huracán de Comodoro Rivadavia, quien se prepara para disputar un encuentro muy especial que contará con hinchas de lujo para el cordobés: "Después de mucho tiempo me van a poder ver mis familiares, algo que me pone muy contento", completa.
-Encima de la ansiedad, la final se postergó una semana, ¿cómo lo tomaste?
-Eso me sacó un poco de expectativas, la verdad que tenía ganas de jugar ya, pero…
-Esto se ha dicho mil veces, pero, siendo arquero suplente es un "garrón", más si tenés al titular en un momento como el de Luque, ¿no?
-Es muy difícil ser suplente, ni hablar cuando andábamos mal y no se daban los resultados. Perdíamos, nos insultaban todos y no jugaba. Buenísimo.
-Encima jugás un partido y volvés al banco en la definición…
-Sí, lo tengo claro. Igualmente, no tengo que demostrar nada, me encanta jugar este tipo de partidos donde no tengo miedo.
- ¿Cuál es tu modelo de arquero: el atajador o el salidor?
- Me gustan los que son rápidos de piernas tipo Luchetti (Cristian, Banfield), Costanzo (ex River), Lux(Germán, también ex "millonario"), o Barboza (Mariano, ex Rosario Central), aunque Luque me quemó los papeles porque es grandote y veloz de piernas.
-¿Te sorprendió el recibimiento del lunes?
-Nunca estuve en un autobomba, por ejemplo, y estuvo muy bueno. No pensé que iba a venir tanta gente como vino a esperarnos al aeródromo y después a salir en caravana.
-¿Hay algo que te haya "pegado" de manera especial?
-Me quedé con una imagen en la "tele" donde en uno de los partidos pasados, una persona mayor lloraba como un chico. Después está cuando te dicen, "gracias", y vos decís: "¿gracias de qué? Uno hace lo que le gusta, juega al fútbol y encima si se le puede dar una alegría a la gente, no lo podés creer.
-La última: ¿Desamparados o Independiente?
-El que sea. Como estamos, no importa quién venga. Igual, vamos a ascender.#